Conoce el móvil de Calder

Conoce el movil de Calder Claudio Antonio23 - Conoce el móvil de Calder

Los móviles de Calder son una escultura cinética con movimiento que fue creada por el artista y escultor Alexander Calder que por lo general cuelga del techo (los que no cuelgan, se llaman “standing mobile”, algo así como “móvil de pie”). Estos  móviles están compuestos por piezas que suelen tener formas abstractas, y son movidos por un motor o simplemente por las corrientes de aire.

 Entre los datos curiosos que pueden tener esta obra se encuentra que  esta escultura animada fija nuestra atención y estimula nuestra imaginación de las personas que la observan, y aunque en la actualidad numerosas marcas comerciales utilizan el principio del móvil de Calder para sus campañas publicitarias. En Lieja, la ciudad belga junto al Mosa, existe un móvil de Calder, cuyos movimientos están coordinados con unos juegos de luz y de música.

Es importante que sepamos que Alexander Calder fue un ingeniero y escultor estadounidense que durante su carrera artística se trasladó a París en los años 20 y comenzó a crear figuras de animales en madera y alambre. 

Conoce el movil de Calder Claudio Antonio1 - Conoce el móvil de Calder

A medida que fue pasando el tiempo pasó de algo simple hasta llegar a la abstracción, donde  descubrió que ganaban en dinamismo si se movían en realidad. Es allí donde nacieron sus innovadores móviles o chupin (juguetes móviles colgantes), que acabarían por ser el germen de la escultura cinética.

Sus móviles (bautizados así por Marcel Duchamp) eran complejas estructuras de formas orgánicas abstractas, que por lo general se encuentran suspendidas en el aire, donde se balancean de forma suave y armónica. El movimiento rotatorio, casi imperceptible, consigue que las piezas de esas esculturas van cambiando de forma, haciendo infinitas esculturas de una sola.

A su vez el artista se interesó por las sombras que proyectaban sus móviles, tan cambiantes como la pieza en sí, por lo que empezó a cuidar la iluminación de los espacios expositivos. Además, otro factor interesante y novedoso fue el sonido, y lo tuvo en cuenta en sus obras, ya que estas estructuras chocaban unas con otras.

Una influencia básica en su obra, además de Arp, fue la de Mondrian, artista que le causó un gran impacto por su serena sencillez y sus colores puros. A modo casi de homenaje, Calder apenas se sirvió de colores en su obra. Negros y blancos fueron sus favoritos, con el añadido ocasional de los tres primarios y un par de secundarios. Sin duda esta obra artística ha transcendido en el tiempo y aún se mantiene vigente.

Conoce el movil de Calder Claudio Antonio2 - Conoce el móvil de Calder

Conoce a Alexander Calder

Conoce a Alexander Calder Claudio Antonio123 - Conoce a Alexander Calder

Cuando hablamos de exponentes del arte cinético no podemos dejar de nombrar al estadounidense Alexander Calder, quien fue un ingeniero y escultor que se trasladó a París (Francia) en los años 20 para no solo crear figuras sino conocer más del arte en movimiento.

Entre sus primeros trabajos fue el crear animales con madera y alambre, pero poco fue transformando su técnica hasta el punto de simplificarla y llegar finalmente a la abstracción, donde descubrió que al utilizar esta técnica ganaba dinamismo en sus obras, ya que las mismas se movían en realidad, naciendo sus innovadores móviles o cómo se le conocía en ese momento chupin, siendo esto una pequeña semilla para la escultura cinética.

Conoce a Alexander Calder Claudio Antonio1 - Conoce a Alexander Calder

Posteriormente, Calder empezó con esculturas relativamente pequeñas, pero con el paso de los años estos trabajos fueron creciendo hasta llegar a esculturas monumentales, que acabaron las calles y plazas de las principales ciudades del mundo. Sus móviles (bautizados así por Marcel Duchamp) eran complejas estructuras de formas orgánicas abstractas. Normalmente estos trabajos se encontraban suspendidos en el aire y se balanceaban de una manera suave y armónica, además podían moverse de manera rotatoria y casi imperceptible al ojo.

Otra de las cosas que implementó el artista es que a través de sus obras se podía observar las sombras que proyectaban sus móviles, siendo estas tan cambiantes como la pieza en sí, por lo que Calder empezó a cuidar la iluminación de los espacios expositivos. Además, otro factor interesante y novedoso fue el sonido, y lo tuvo en cuenta en sus obras, ya que estas estructuras chocaban unas con otras.

También  se pudo destacar particularmente Steel Fish y Red Petals.  El gran éxito de los móviles explica que el creador recibiera encargos de los más diversos países y que sus obras embellezcan algunas de las principales ciudades del mundo.

Otros datos

Alexander Calder nació el 22 de julio de 1898, en Lawnton, Pensilvania, EE.UU. Hijo del escultor Alexander Stirling Calder y la pintora Nanette Lederer Calder. Nieto del escultor Alexander Milne Calder, escocés, quien esculpió la estatua de William Penn en la cima de la torre de la municipalidad de Philadelphia, EE.UU.

Contrajo nupcias con Louisa James el 17 de enero de 1931. El enlace tuvo 2 hijas: Sandra y Mary.

Obtuvo el título de Ingeniero en el Instituto Stevens de Tecnología (1919), asistió a clases nocturnas de dibujo en La New York Public School, luego se unió a la Liga de Estudiantes de Arte de Los Ángeles (1923) e ingresó en la asociación Abstraction-Creation (1931).

Conoce a Alexander Calder Claudio Antonio12 - Conoce a Alexander Calder

Alexander Calder, el precursor de la escultura cinética

Claudio Antonio: Alexander Calder, el precursor de la escultura cinética

Alexander Calder fue un escultor estadounidense conocido por ser el inventor de las esculturas cinéticas colgantes, conocidas como “móvil”, y fue uno de los principales precursores de la escultura cinética

Nació el 22 de julio de 1898, en LawtonPensilvania, y falleció el 11 de noviembre de 1976, en la ciudad de Nueva York. Durante su carrera profesional no solo se le reconoció por sus esculturas, también creó pinturas, grabados, miniaturas como su famoso Cirque Calder, escenografía, joyas, tapices, alfombras y carteles políticos.

Fue honrado por el Servicio Postal de los Estados Unidos con un conjunto de cinco sellos de 32 centavos en 1998. Además, recibió la Medalla Presidencial de la Libertad después de negarse a recibirla de Gerald Ford en protesta por la Guerra de Vietnam; esta medalla la recibió en 1977, un año después de su muerte.

Entre sus obras más importantes, destacan las monumentales “Nubes Flotantes” (1952-1953), que se encuentran en el Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela en CaracasVenezuela. Esta obra forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco

Las nubes de Calder fueron especialmente diseñadas para combinar el arte y la tecnología, haciendo del auditorio una de las cinco salas con la mejor acústica del mundo. Un factor interesante y novedoso fue el sonido, y lo tuvo presente en sus obras, dado que sus estructuras chocaban unas con otras.

Claudio Antonio Alexander Calder el precursor de la escultura cinetica 1 - Alexander Calder, el precursor de la escultura cinética

Igualmente, se interesó por las sombras que proyectaban sus móviles, cambiantes como su pieza en sí, por lo que empezó a cuidar la iluminación de los espacios expositivos.

Un talento de familia

Alexander Calder proveniente de una familia de escultores. Su abuelo, el escultor Alexander Milne Calder, nació en Escocia y había emigrado a Filadelfia en 1868. Sus progenitores también se dedicaban al oficio del arte, pues su padre Alexander Stirling Calder fue un conocido escultor que creó muchas instalaciones públicas y su madre, Nanette Lederer Calder, era una retratista profesional que había estudiado en la Academia Julian y en la Universidad de la Sorbona en París desde 1888 hasta 1893. 

En 1894 Nanette se mudó a Filadelfia, donde conoció a Stirling Calder mientras estudiaba en la Academia de Bellas Artes de Pensilvania. Los padres de Calder se casaron el 22 de febrero de 1895.

En el año 1902, Calder posó desnudo para la escultura de su padre “The Man Cub” y ese mismo año completó su primera escultura, un elefante de arcilla. Tres años más tarde, el padre de Alexander contrajo tuberculosis y los padres de Calder se mudaron a un rancho en OracleArizona, dejando a los niños al cuidado de unos amigos de la familia.

Los niños se reunieron con sus padres a finales de marzo de 1906 y se quedaron en el rancho en Arizona hasta el otoño del mismo año. Después de Arizona, la familia se mudó a PasadenaCalifornia.

Claudio Antonio Alexander Calder el precursor de la escultura cinetica 2 - Alexander Calder, el precursor de la escultura cinética

El sótano con ventana de la casa familiar se convirtió en el primer estudio de Calder y recibió su primer conjunto de herramientas. Utilizó trozos de alambre de cobre que encontró en la calle para hacer joyas para las muñecas de su hermana.

En 1967 creó un móvil en la fábrica Biémont de Tours, en Francia, incluido el “HOMBRE”, todo de acero inoxidable de 24 metros de altura, encargado por la International Nickel de Canadá  para la Exposición Universal de Montreal.

Su vida estuvo dedicada a las esculturas cinéticas. Hizo los mejores trabajos y vivió con tanta pasión el arte que de él brotaba hasta el final de sus días.

Jesús Soto, venezolano conocido como el precursor del arte cinético

Claudio Antonio: Jesús Soto, venezolano conocido como el precursor del arte cinético

Considerado el precursor del arte cinético, el gran maestro Jesús Soto centró su búsqueda en el constante movimiento, lo que le llevó a desafiar las posibilidades perceptivas del ojo humano. 

Con la intención siempre manifiesta de involucrar al espectador en sus obras, trabajó desde sus comienzos en la década de los años 1950 en los efectos dinámicos logrados a partir de diversos materiales bidimensionales superpuestos, hasta encontrar en sus inmensos penetrables la posibilidad de sumergir al público en una experiencia viva.

Claudio Antonio Jesus Soto venezolano conocido como el precursor del arte cinetico 1 - Jesús Soto, venezolano conocido como el precursor del arte cinético

En 1947 el pintor y escultor venezolano finaliza sus estudios y es nombrado director de la Escuela de Artes Plásticas de Maracaibo. Tras presentar en el taller “Libre de Caracas”, que se convirtió en su primera exposición individual, reveló cierta afición por la geometrización de las formas y la influencia de Paul Cézanne.

En 1950 decide mudarse a París, donde comienza a incursionar en la repetición sistemática de unidades formales. A través de la utilización de plexiglás para superponer los elementos, realiza sus primeras obras compuestas. 

Cinco años más tarde presenta junto a Yaacov AgamPol BuryAlexander Calder, Marcel DuchampJean Tinguely y Víctor Vasarely la exhibición “Le Mouvement” (El Movimiento) en la Galerie Denise René de París, marcando el punto de partida del arte cinético.

Con una permanente inquietud por relacionar los materiales con el espacio, desde 1958 comienza a realizar su conocida serie de “vibraciones”, compuestas por varillas metálicas suspendidas que interactúan con los distintos fondos. 

Hacia 1967, sus muros vibrantes dejarán lugar a los penetrables que, sin conocer fronteras, llegan a ocupar hasta 400 metros cuadrados, Musée d’Art Moderne de la Ville de Paris – 1969. En estas obras, apuesta a un concepto espacial de totalidad que requiere la translación del espectador para lograr una experiencia dinámica.

Claudio Antonio Jesus Soto venezolano conocido como el precursor del arte cinetico 2 - Jesús Soto, venezolano conocido como el precursor del arte cinético

Llega la década de los años 70 y con ella el venezolano continúa con la línea de sus investigaciones plásticas. Incursionó con varillas en forma de “T” que entran en interacción con las líneas de sus fondos, inaugurando la serie de obras “Tes”. Durante las décadas del 80 y 90, Soto investigará también la ilusión del movimiento a partir del uso de cuadrados monocromáticos flotando sobre el espacio.

Entre la gran cantidad de reconocimientos que recibe en vida, el gobierno francés lo distingue en 1968 con la insignia Caballero de las Artes y las Letras. Por su parte, la UNESCO le otorga la medalla Picasso por considerar que su obra ha servido para acercar a los países del mundo.

En 2006 llega por primera vez a Buenos Aires la muestra “Jesús Rafael Soto. Visión en Movimiento”, que reúne en las Salas de Fundación Proa su más destacada selección de obras entre 1950 y 1999.

Claudio Antonio: Arte cinético, la ilusión del movimiento

Las primeras manifestaciones de arte cinético se dan en los años 1910, en el movimiento futurista y en ciertas obras de Marcel Duchamp

Cuando se habla de arte cinético se trata de una corriente de arte en que las obras tienen movimiento o parecen tenerlo. Consiste en una tendencia de las pinturas y las esculturas contemporáneas creadas para producir una impresión de movimiento.

El arte cinético y el arte óptico son corrientes artísticas basadas en la estética del movimiento, las cuales están principalmente representadas en el campo de la escultura, donde uno de los recursos son los componentes móviles de las obras.

Pictóricamente, esta expresión artística también se puede basar en las ilusiones ópticas, en la vibración retiniana y en la imposibilidad de nuestro ojo de mirar simultáneamente dos superficies coloreadas, violentamente contrastadas.

Las primeras manifestaciones de arte cinético se dan en los años 1910, en el movimiento futurista y en ciertas obras de Marcel Duchamp. Más adelante, Alexander Calder inventó el móvil, un tipo de escultura formada por alambre y pequeñas piezas de metal suspendidas que son movidas ligeramente por el desplazamiento del aire en el ambiente.

No es gasta el años 1954 cuan se adopta la expresión “arte cinético” para designar las obras de arte puestas en movimiento por el viento, los espectadores y/o un mecanismo motorizado. Su punto máximo de expresión consigue sobresalir desde la mitad de los años 60, hasta mediados de los 70.

Claudio Antonio Arte cinetico la ilusion del movimiento 1 - Claudio Antonio: Arte cinético, la ilusión del movimiento

Su nombre tiene origen en la rama de la mecánica que investiga la relación que existe entre los cuerpos y las fuerzas que sobre ellos actúan. Este término apareció por primera vez en 1920 cuando Naum Gabo en su Manifiesto Realista rechazó “el error heredado ya del arte egipcio, que veía en los ritmos estáticos el único medio de creación plástica” y quiso reemplazarlos por los ritmos cinéticos como “formas esenciales de nuestra percepción del tiempo real”.

Utilizó esta expresión coincidiendo con su primera obra cinética, que era una varilla de acero movida por un motor y da valor al término utilizado hasta ese momento en la física mecánica y en la ciencia, pero comienza a utilizarse de forma habitual a partir del año 1955.

Hoy día se conoce como arte cinético todas aquellas obras que causan al espectador movimiento e inestabilidad, gracias a ilusiones ópticas, que cambian de aspecto según el punto desde el que son contempladas o por la luz que reciban.